Sistema Aberastury para guitarra clásica

Gracias al sistema Aberastury he comprendido por qué la guitarra clásica no tiene casi sonido. No se puede programar en grandes auditorios porque no se oye… y si se amplifica el sonido cambia, no se aprecian los matices ni la delicadeza de su interpretación.

La guitarra solamente se puede escuchar en salas pequeñas, en la intimidad, con un público selecto y escaso… a lo Tárrega, ¿te suenan estas frases?

Yo las llevo escuchando toda mi vida desde que toco la guitarra, y sin embargo siempre he intentado demostrar lo contrario. No sé si soy rebelde, tenaz o que no me conformo con quedarme en el pasado, pero desde que terminé mis estudios de Grado Superior cambié mi técnica completamente para buscar la conexión entre el cuerpo y el instrumento, y así poder sacar el máximo y mejor sonido a mi guitarra.

Empecé a estudiar el sistema Fedora Aberastury, el cuál es un método consciente para la Técnica del Movimiento, fue una conexión de mi cuerpo con el instrumento desbloqueando todas las tensiones y permitiendo que todo fluya en servicio del sonido y la música.

 

Método Fedora para guitarra clásica

 

¿Os imagináis a un cantante de ópera que proyecte la voz solamente desde sus cuerdas vocales? ¿O a un tenista que lance la pelota lo más fuerte que pueda desde su brazo exclusivamente? Para los guitarristas o músicos en general es lo mismo.

El instrumento no es un trozo de madera que suena solo, de hecho, es totalmente sensible dependiendo de quién lo toque, y no es debido a si tiene uñas o no, o si están limadas de una manera u otra… es por la proyección de nuestro cuerpo con el instrumento, la conexión de nuestra energía, desbloqueo y consciencia del propio movimiento, los dedos de las manos y la apertura de las articulaciones de todo el cuerpo, así como el trabajo con los múltiples centros de energía.

Os invito a explorar al máximo vuestro instrumento y vuestro cuerpo para que la guitarra suene en todo su potencial en cualquier escenario.